viernes, 24 de febrero de 2012

La Educacion Bilingue

Honduras es tierra de disparates y estupideces. Definitivamente.

Uno de los últimos abortos salidos de las mentes obnubiladas, desveladas y seniles de nuestros políticos, ha sido la tan discutida ley de educación.

Hemos hablado hasta la saciedad, de todas las incongruencias de la bendita ley esa, empezando por que los grupos de discusión, no los conformaron con expertos, sino mas bien con activistas políticos, ignorantes por todos los lados en aspectos de educación, pero expertos en pega de afiches, en llamadas a la televisión y la radio para mentir, etc, meritos estos indispensables para la hora de discutir una ley de educación de un país tercermundista como el nuestro.

Pero si ese mamotreto esta lleno de estupidez, hay allí algo que se lleva las palmas, una estupidez aberrante, “la educación Bilingüe”.

En Honduras con suerte hay 1500 educadores bilingües en el sistema de educación, o sea que conseguir un maestro bilingüe es como encontrar una aguja en el pajar. Estos maestros están acaparados por las verdaderas escuelas bilingües, aquellas en que los textos son en ingles o francés o lo que sea, y en las que ese idioma, adquiere el lugar de primera lengua en la formación de los alumnos.

Es inconcebible pensar que de un plumazo, todos los maestros del sistema, que la mayoría no sabe ni hablar ni escribir el español, ahora por decreto se volvieron bilingües.

El sistema educativo tiene muchas fallas, horribles, sobe todo las leyes que nadie cumple. Los centros privados, no emplean a maestros, solo bachilleres y en algunos casos ni eso. No pagan el salario que manda el estatuto del docente. Negocian calificaciones a cambio de dinero, rifas, donaciones, pintura y reparación de las instalaciones.

Los títulos de estas instituciones no valen nada, ni sirven de nada. Para barrer en una maquila o comida rápida, el requisito es ser bachiller en algo. En pocas palabras la educación privada no es educación, es nada, claro con honrosas excepciones, por que si hay centros en los que en verdad enseñan, pero por extensión las mensualidades de ellos, no están al alcance de la clase media  y menos de los pobres.

La educación pública, si tiene maestros, sin embargo todo el año pasan en la calle reclamando algo que es elemental en toda relación laboral: “Que les paguen”, de forma que la formación de los muchachos es deficiente totalmente.

Y con solo estas cositas sin resolver, al brillante candidato del PN, Juan Orlando Hernández y su pacotilla de activistas, se le ha ocurrido que por decreto no solo se resuelven estos problemas sino que además la gente se vuelve bilingüe.

Veo en esto un poco de egoísmo, hubieran decretado que todos los hondureños nos volviéramos bilingües, o tal vez trilingües, y que los niños que nazcan ya vengan con esos idiomas en su software.

Mi pobre Honduras, nuestra pobre Honduras. Saludos.

MACH
24.02.2012

4 comentarios:

  1. Definitivamente a los que nos dejaron jodidos es a los padres, que no vamos a saber lo que hablan nuestros hijos.

    Deberían arreglar ese decreto para que todos los hondureños seamos poliglotas.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustaría hablar 5 idiomas.

    Quisiera que hicieran un decreto para eso, y los interesados ,nos apuntamos.

    Pero, ¿Hay quien les cree?.............

    Si , montones

    ResponderEliminar

Recuerda que solo tu eres responsable de tu comentario. Si infringe la buena moral o las leyes sera suprimido.